La educación médica siempre ha estado presente en las motivaciones y acciones de las comunidades médicas de todos los tiempos; se trata del proceso de enseñanza-aprendizaje del médico en formación, mediante la integración progresiva de habilidades (cognitivas, psicomotrices, psicoafectivas), experiencias y valores que preparen al futuro galeno para ejercer la medicina.

La evolución de la educación médica ha estado relacionada con intereses particulares y preocupaciones de quienes han enseñado la Medicina y no corresponde a las del desarrollo y  práctica médica, pese a que la educación médica tiene como finalidad mejorar la calidad, seguridad y eficiencia de los profesionales de salud encargados de brindar atención médica, por el contrario ha estado subordinada a las estructuras económicas y sociales dominantes en las sociedades donde se ha llevado a cabo.

Aunque la historia de la Medicina es tan antigua como la humanidad misma, el inicio de la educación médica se sitúa en la Grecia clásica (alrededor del siglo VI a.C.), siendo la escuela más destacada la de Alejandría. La doctrina médica que se impartía a los alumnos era centrada alrededor de un maestro de reconocido prestigio y se caracterizaba por el aprendizaje discipularVé como lo hago yo, para que luego lo hagas tú”. Esta forma de enseñanza -aprendizaje operó hasta la primera Edad Media (siglo V).

En el imperio bizantino (siglo IV – XV), se empezó a utilizar los hospitales con fines de enseñanza, con marcado carácter religioso y conservando los textos clásicos griegos, helenísticos y greco-romanos, que componían el cuerpo del conocimiento médico.

A finales del siglo X, apareció el primer centro laico de enseñanza médica en Europa Occidental, la escuela de Salerno (al sur de Italia), caracterizada por la presencia de un cuerpo docente, un método docente y la enseñanza estructurada. El método docente, aún vigente en algunas universidades, era basado en el profesor y tenía 3 fases:

  • Lectura de un texto clásico (lectio)
  • Formulación de preguntas o problemas (quaeslio)
  • Discusión de problemas (disputatio)

Para la época del Renacimiento (siglo XV – XVI), lo más llamativo, a parte del auge de la enseñanza de la anatomía humana y el origen de muchos nuevos textos, fue la enseñanza clínica junto al lecho del enfermo

Durante los siglos XVIII y IX, las academias científicas y no los hospitales generaron conocimientos de vanguardia, surgiendo así la educación médica a través de encuentros y congresos (vigente y muy popular en nuestros tiempos).

Para el siglo XX la enseñanza médica buscaba profesores investigadores y hospitales dotados de alta tecnología. Lo más importante en este siglo fue el cambio de concepción de la Medicina, de una ciencia natural, con px aislados y centrado en la cura de enfermedades, a una ciencia social centrada en la prevención de enfermedades y en la salud pública.

Actualmente (siglo XXI) se habla de un médico polivalente, es decir, capaz de resolver problemas, aprender continuamente, actuar creativamente, evaluar críticamente y brindar asistencia personalizada. La enseñanza médica, por tanto, debe permitir el autoaprendizaje y la enseñanza continua.

La educación médica hoy en día enfrenta nuevos retos: como el crecimiento exponencial del conocimiento, insuficiencia de métodos docentes, tendencia a la especialización, lo que nos lleva a una necesidad de obtención científica del conocimiento, es decir, educación médica basada en la evidencia.

La organización mundial de la salud (OMS) reporta que actualmente, el mundo necesita 7.2 millones más de profesionales de la salud, así mismo, refiere que en una revisión sistemática de la literatura (108 estudios), se afirma que el e-learning es tan efectivo como los métodos tradicionales en el entrenamiento de profesionales de la salud y que además el e-learning promueve mayor retención de habilidades y conocimientos hasta en un 25% más que los métodos tradicionales.

Según un estudio de la Escuela de medicina de la Universidad de Nueva York (publicado en la revista Medical Education), los beneficios de esta nueva modalidad educativa se pueden resumir en las 5 “A” del e-learning en la educación médica:

  • Accesibilidad (Access) a cualquier hora, en cualquier lugar, dando así flexibilidad horaria y espacial. Dando a su vez mayor cobertura geográfica, evitando desplazamiento) y mayor alcance de población, ya que se puede llegar a mayor número de educandos en zonas remotas. Esta característica también es beneficioso para el profesor, ya que él o ella puede seguir impartiendo su componente aun cuando se encuentre en otra actividad académica o bien fuera del país en misión universitaria.
  • Adaptabilidad (Adaptivity), el e-learning responde y se ajusta a los intereses, necesidades y experiencias de cada educando. Los estudiantes pueden adaptar su aprendizaje a su estilo de vida y a su propio ritmo de aprendizaje ya que el e-learning es compatible con otras actividades.
  • Agilidad (Agility) en la enseñanza en línea, hay rapidez de respuesta (retroalimentación) y los tiempos de aprendizaje se reducen en un 40-60%. Además, brinda la posibilidad de actualización inmediata de los contenidos del curso. En los cursos de e-learning se puede incorporar cualquier modificación en cualquier momento, y el alumno puede acceder a información siempre actualizada.
  • Analítica (Analytics) las plataformas educativas brindan información detallada del desempeño tanto del estudiante como del profesor, ya que llevan un registro de acceso de los participantes y un historial de las actividades de los mismos.
  • Evaluación, del inglés Assessment. Las plataformas educativas brindan métodos de evaluación más interactivos. Además, ofrece la oportunidad de que el sistema califique automáticamente, y también de configurar y exportar calificaciones, optimizando así el tiempo del profesor.

Nosotros le agregaríamos la Amplitud de recursos y actividades didácticas, ya que el estudiante aprende no solamente a través de libros, sino también, a través de recursos como: podcast o audios, videos, vínculos URL. Y actividades como: foros, chat, tarea, cuestionario, encuesta, taller, wiki, crucigramas (a través de hot potatoes).   Todo esto le permite interactuar tanto con el tutor como con sus compañeros haciendo uso también del aprendizaje colaborativo.

Además de la Amplitud, también sumaríamos el aprendizaje auto-dirigido o autónomo, en donde el estudiante puede tomar decisiones que le permitan regular su propio aprendizaje en función a una determinada meta y a un contexto específico de aprendizaje. Al tener autonomía, el estudiante desarrolla habilidades como la resolución de problemas, pensamiento crítico y la autodisciplina, importantes para la formación del médico polivalente que demanda la sociedad de hoy.

Podemos resumir la evolución de la enseñanza de la medicina en 3 principales cambios paradigmáticos:

  • El primero y quizás más importante, se trata sobre el protagonismo en la educación. En sus inicios la educación médica estaba focalizada en un único profesor, y más tarde a un “cuerpo docente”, pero siempre centrada en el o los maestros, con una concepción conductista en donde el estudiante repite y memoriza contenido emitido por el profesor, priorizando así el discurso de éste. Siendo hasta el siglo pasado con las corrientes educativas del constructivismo, que la educación médica pasa a centrarse en el educando (aprendizaje autónomo o autoaprendizaje), quien como sujeto activo decide qué, cómo, cuándo y para qué aprende, acorde con sus potencialidades e intereses.
  • Otro de los cambios, se tratan de los recursos didácticos empleados, en sus inicios y por mucho tiempo, predominó el uso de textos clásicos en cada materia. Ya en el siglo pasado, con el crecimiento del conocimiento científico, se pasó al uso de textos basados en la mejor evidencia científica (Medicina basada en la evidencia). Pero ya en la actualidad, hemos pasado de la información escrita a diversos recursos de aprendizajes que incluye audios, videos, juegos, herramientas de la web 2.0, que hacen del aprendizaje más interactivo y multidireccional.
  • Y el último cambio, es el relacionado al espacio físico donde se lleva a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje, el cual por mucho tiempo fue una concepción de una enseñanza cara a cara (presencial), ya sea en las aulas de un recinto universitario o en los hospitales, al lado del paciente. Actualmente, vemos que se han roto las barreras geográficas y que la tecnología toma parte importante en la enseñanza a todos los niveles, facilitando así el acceso rápido y eficaz de la información, hoy en día existen universidades con enseñanza en línea exclusiva, con muchos años de experiencia y éxitos en la educación superior, como la UNED – España, UNED- Costa Rica (Universidad Nacional de Educación a Distancia), UTPL – Ecuador (Universidad Técnica Particular de Loja), UNIEDPA (Universidad Interamericana de Educación a Distancia de Panamá), Universidad Internacional de La Rioja, UDIMA (Universidad a Distancia de Madrid), Universitat Oberta de Catalunya, Universidad de Barcelona Virtual, Universidad Virtual de Salamanca, por mencionar algunas.

La Universidad Abierta en Línea de Nicaragua, asume su compromiso y el reto de contribuir a la formación de profesionales que respondan a las necesidades de nuestra sociedad. Contamos con profesores altamente capacitados y estamos trabajando en la creación de medios y recursos que faciliten el aprendizaje. Solo nos faltas tú. ¡Únete a nosotros! 

Referencias

  1. García JEV. Brevísima Historia de la Educación Médica. Rev Av. 2012;37–8.
  2. Martínez-natera OC. La historia de la educación en la medicina. Rev Mex Anestesiol. 2007;30(1):249–50.
  3. Atun R, Car J, Majeed A, Wheeler E. e le arn ing for undergraduate health professional education. Al-Shorbaji Najeeb AR, Car Josip , Majeed Azeem WE, editors. Villars-sous-Yens, Switzerland: WHO Library Cataloguing-in-Publication Data; 2015. 1-156 p. http://www.who.int/hrh/news/2015/e_learning_4_hrh/en/
  4. Hill D. The 5 “‘A’s” of E-Learning Benefits in Health Care Education. Train Ind. 2016;

https://www.trainingindustry.com/e-learning/articles/the-5-as-of-elearning-benefits-in-health-care-education.aspx

  1. Segura H. Las nuevas tecnologías y la formación médica continuada a distancia. Educ Médica. 2006;9(3):118–26.
  2. Margolis A. Tendencias en educación médica continua a distancia. 2013;2(1):50–4.
  3. Lara FG, Vega AR. E-learning en la educación médica. 2012;55:27–37.
  4. Loria-Castellanos J. Utilidad de una plataforma educativa en línea para las especialidades de urgencias médico-quirúrgicas en México. Rev Panameña Saluld Pública. 2014;35(5/6):378–83.
  5. Galloway DL. Evaluating Distance Delivery and E-Learning. Res Libr. 2002;44(4):21–7.
  6. Khot Z, Quinlan K, Norman G, Wainman B. The relative effectiveness of computer-based and traditional resources for education in anatomy. Anat Sci Educ. 2013;6(4):211–5.
  7. Kuyatt B, Baker J. Human Anatomy Software Use in Traditional and Online Anatomy Laboratory Classes: Student-Perceived learning benefits. J Coll Sci Teach. 2014;43(5):14–9.
  8. Beale E, Tarwater P, Lee V. A retrospective look at replacing face-to-face embriology instruction with online lectures in a human anatomy course. Anat Sci Educ. 2014;7(3):234–41.
  9. McCutcheon K, Lohan M, Traynor M, Martin D. A systematic review evaluating the impact of online or blended learning vs. face-to-face learning of clinical skills in undergraduate nurse education. J Adv Nurs. 2015;71(2):255–70.